A esta planta se le conoce con el nombre de Hortensia y su nombre científico es Hydrangea macrophylla. De la familia Hydrangeaceae. Es un género que incluye unas 100 especies de plantas de flor nativas del Sur y Este de Asia (desde Japón a China, los Himalayas e Indonesia) y también en Norteamérica y Sudamérica

Hydrangea significa “bebedora de agua”. El nombre de Hortensia se debe a la dama francesa del Siglo XVIII Hortense Lepante.

Características

La Hortensia es un arbusto caducifolio (caducifolio hace referencia a los árboles o arbustos que pierden su follaje durante una parte del año, la cual coincide en la mayoría de los casos con la llegada de la época desfavorable, la estación más fría, el invierno, en los climas templados. Sin embargo, algunos pierden el follaje durante la época seca del año en los climas cálidos y áridos.) de 1 a 1,5 metros de altura.

Hortencia (Hydrangea macrophylla)

La Hortensia tiene las hojas grandes, verdes, ovaladas con barde dentado, terminando en punta y se caen al llegar el otoño.

Las flores de la Hortensia son verdes al principio y rosáceas o azules más tarde, reunidas en grandes corimbos terminales. Lo que realmente da el color son unas hojas modificadas llamadas brácteas. La floración dura desde la primavera al comienzo del otoño y está compuesta de pequeñas flores agrupadas, lo que hace que sea muy versátil, de ahí que se utilice mucho para la decoración de las bases de los pasteles de boda y, separadas, para exhibir en los ojales.

Una de las características a favor, a parte de su belleza, es que si bien es una planta de exteriores, también es posible mantenerla como planta de interior hasta la floración.

Se puede tener en balcones y terrazas, o en interior si la habitación es fresca y ventilada.

Iluminación

La Hortensia puede ubicarse en semisombra o sombra durante el verano. Durante el resto del año puede ubicarse a pleno sol.

Temperatura

La Hortensia necesita inviernos suaves ya que los botones florales hielan con bastante facilidad y requieren una temperatura de unos 15 ºC para su formación.

Sustrato

La Hortensia gusta de los suelos ácidos, pero también tolera los suelos neutros y alcalinos. La acidez del suelo influye en la coloración de sus flores. El Sustrato debe ser fértil y bien drenado.

Riego

El riego de la Hortensia debe ser bastante constante, ya que la planta necesita grandes aportes de agua y humedad en el terreno o sustrato, pero éste debe tener un buen drenaje para evitar encharcamiento y así enfermedades de tipo de asfixia radicular.

Abono

Abonar durante el invierno mediante abonos orgánicos, tales como el estiércol y turba.

Reproducción

La multiplicación de la Hortensia se realiza a partir de esquejes (que tenga unos 8 a 10 cm de longitud). Aunque de no contar con esa longitud se pueden realizar más pequeños, no obstante tardan más tiempo en prender.

Problemas

La Hortensia es propensa a que la ataquen caracoles y babosas, Nemátodos de raíz, Pulgones, Thrips (son pequeños y delgados insectos cuyas alas tienen flecos), moscas blancas, araña roja y hongos en las hojas.

También es posible que las hojas de la Hortensia amarilleen, a esta enfermedad se le llama Clorosis y se soluciona echando quelato de hierro.

¡Tu opinión es muy importante!, déjanos un comentario