Si usted se encuentra criando conejos, entonces deberá alojar a la futura madre en una jaula lo suficientemente grande como para alojar además de su comederobebedero, un nido para que la coneja pueda parir y sus crías se encuentren protegidas del frío y de eventuales caidas a través de las rejillas ya que éstas suelen ser muy pequeñas con respecto al tamaño de un conejo adulto. Recuerde siempre no manipular a las crías ya que las madres suelen ser muy celosas y pueden llegar a matar a sus crías si siente el olor a humano. Si tiene la necesidad de manipularlos, trate de hacerlo brévemente y a través de unos guantes de latex o a través de una bolsa plástica. Vayamos ahora a la construcción del nido, para ello necesitaremos de algunas tablas de madera, serrucho y clavos para unir las tablas. La construcción del nido es muy sencilla y básicamente es una caja de madera con una “entrada” para que eventualmente las crías puedan salir del nido cuando hayan adquirido cierta independencia.

A continuación un gráfico y la relación de materiales.

Cajón o nido para conejos

Materiales

  1. 2 piezas de madera de 50 x 25 x 2 cm (a)
  2. 2 piezas de madera de 26 x 25 x 2 cm (b)
  3. 1 pieza de madera de 50 x 30 x 2 cm (c)

Nota
La madera a utilizar deberá ser una madera dura a fin de evitar que la coneja termine destrozándolo con sus dientes.

A una de las piezas (a) deberá hacerle un corte para formar la entrada al nido. Si bien la coneja puede fácilmente saltar a su interior, esta entrada facilitará la salida de los gazapos a partir de los 15 días de nacidos, edad en la que comienzan a salir del nido para investigar los alrededores. Las dimensiones de la entrada serán de 12 cm de ancho por 17 cm de alto. La entrada al nido nunca deberá ser al nivel de la base del nido ya que las crías podrían salirse accidentalmente, pues éstas se mueven constantemente desde el momento en que nacen sin saber hacia donde se dirigen ya que nacen ciegas. En la naturaleza, la coneja cava un hoyo en la tierra para hacer su nido y lo cierra tapándolo con tierra a fin de evitar que las crías se escapen y también para evitar que se encuentren a merced de cualquier depredador. Esto no asfixiará a las crías ya que la coneja de cuando en cuando vuelve a ingresar al nido para alimentar a sus gazapos.

Material de relleno para el nido

No es necesario agregar ningún material de relleno para el nido, ya que la misma coneja lo rellenará con su propio pelo, el cual se lo arranca de su pecho y costados.

Nota

Las dimensiones del nido están referidos a un conejo de 5 kg o un largo inferior a los 50 cm. Si desea acondicionar el nido para un conejo de menor o mayor tamaño, sólo basta imaginar con que dimensiones la coneja se pueda sentir cómoda, pero sin exagerar.

¡Tu opinión es muy importante!, déjanos un comentario